Avisar de contenido inadecuado

Día del niño

{
}

Día del niño

DÍA DEL NIÑO (en el collage: Goya, Murillo, Van Gogh y Gómez Cornet)

      El año pasado, para esta misma fecha, en “El Unicornio” preparamos un programa especial con poesía y música referida a los niños. Así compartimos con nuestros oyentes canciones clásicas como "Dónde jugarán los niños" de Maná:

      Cuenta el abuelo que
     de niño el jugó
     entre árboles y risas
     y alcatraces de color
      Recuerda un río
     transparente si olores,
     donde abundaban peces,
      no sufrían ni un dolor

      Cuenta mi  abuelo
      de un cielo muy azul,
      en donde voló papalotes
      que él Mismo construyó
      El tiempo pasó y
      nuestro viejo ya murió
      Y hoy me pregunté
      después de tanta destrucción

      ¿Dónde diablos jugarán
      los pobres niños?
      ¡Ay ay ay!
      ¿en dónde jugarán?
      Se está quemando el mundo
      Ya no hay lugar (...) 

      Y también compartimos canciones que nacieron siendo textos literarios, como "Los ojos de los niños" de Blanca Irurzun (difundimos una de las versiones más conocidas, la de Horacio Banegas)

      Mi tierra tiene un río,
      todo un río antojadizo
      que si quiere llega al cielo 
      (“breves ansias de arbolillo”)
      y otras, el agua que lleva
      la bebería un arbolito.
      Un salitral tiene
      vidrio blanco quebradizo
      donde los ojos crean
      fantasmas de luz y vidrio.
      Pero lo mejor de mi tierra
      son los ojos de los niños.(...)

O "Palabras para Julia" de José Agustín Goytisolo (elegimos en aquella oportunidad la bella versión de Mercedes Sosa)

      (...) Nunca te entregues ni te apartes
      junto al camino, nunca digas
      no puedo más y aquí me quedo.

      La vida es bella, tú verás
      como a pesar de los pesares
      tendrás amor, tendrás amigos.

      Por lo demás no hay elección
      y este mundo tal como es
      será todo tu patrimonio.

      Perdóname, no sé decirte
      nada más, pero tú comprende
      que yo aún estoy en el camino.

      Y siempre siempre acuérdate
      de lo que un día yo escribí
      pensando en ti como ahora pienso.(...)

      También preparamos nuestras propias versiones de algunas poesías clásicas y nuevas, como las siguientes:

      TUS HIJOS

      Khalil Gibran, el escritor libanés, inicia este poema con una frase contundente que conmueve al lector en, al menos, dos niveles: en el nivel formal, en el del sintagma, con una estructura paradójica, de un sujeto y un predicativo idénticos pero que se niegan. Y en el nivel del contenido, dialoga y cuestiona una concepción (podríamos decir, eminentemente occidental), de la paternidad y aun del amor, como posesión.

      Con una estructura argumentativa, con un planteo de tesis, desarrollo y conclusión, Khalil Gibran nos enfrenta con una realidad que puede ser dura para muchos adultos: esto de pensar que somos "apenas" un vehículo de una entidad superior (el poeta se refiere aquí a la vida). Un niño, por más que esté en formación y necesite de apoyo y guía, es un ser independiente que merece ser respetado como tal, y su naturaleza se violenta con cualquier tipo de atadura, aun afectiva. Desde esta perspectiva, las ideas tales como "realizarse en los hijos", "vivir para o por los hijos", adquieren una connotación negativa, porque se ven como cargas, como mochilas, que ningún niño merece llevar.

      LOS NIÑOS TIENEN MIEDO

       Cuando en el año 2008, nos enteramos del fallecimiento de Verónica, la Verónica que Poldy Bird llevó a la fama a través de su primer libro de cuentos (allá por 1969), creo que todos los que disfrutamos de la literatura nos sentimos conmovidos. Aun cuando no fuéramos lectores de esta escritora en particular, aun cuando no comulgáramos con su estilo literario. Es que nadie puede permanecer indiferente ante esta inversión carnavalesca con la que nos sacude la vida, con mayor frecuencia de la que quisiéramos: el que un padre tenga que enterrar a un hijo suena a escándalo en el cosmos. Y si a eso le sumamos, el hecho artístico de aquel libro, "Cuentos para Verónica", que se convirtió en un best-seller instantáneo, y que aún hoy es recordado con cariño por miles de lectores, creo que la conmoción es mayor. Seguramente sin proponérselo, Poldy Bird había materializado la etimología (no confirmada) del nombre de su hija, y la convirtió en "verdadero ícono", en este caso del hijo amado, del amor maternal.

      Este poema que elegimos es una pieza dura, no fácil de digerir. Tiene esa apelación directa a la emoción, que muchas veces fue señalada como defecto por los detractores de la escritora. En respuesta a las acusaciones de sensiblería, ella decía que lo que en realidad hacía era poner en práctica su habilidad innata para captar e interpretar los sentimientos de los demás y abordar los temas desdeñados por otros escritores. ¿Poldy Bird buscaba la emoción fácil? ¿Manipulaba al lector? ¡Buen tema para la reflexión en algún otro post! Cabría preguntarse si no es esto acaso lo que todos los escritores hacen, en mayor o menor medida, con mayor o menor sutileza...

      NAHUEL - SUEÑOS COMO TRINOS - EL KARTING DE JUAN

      Por "El Unicornio" pasaron varios escritores de Santiago, que dedicaron una parte de su producción literaria a sus propias familias, y en especial a los niños. Uno de ellos es Hugo Ramírez (pronto tendrá su post especial en este blog), quien no pudo evitar conmoverse al referirse a su experiencia paterna, e incluso vimos sus ojos llenos de lágrimas cuando le hicimos escuchar las grabaciones que habíamos preparado. Se trata de tres de sus poemas, unidos a manera de tríptico literario: "Nahuel" presenta la experiencia de la espera del hijo, con todas las expectativas traducidas a su particular lenguaje poético; "Sueños como trinos" traza una suerte de retrato de sus hijos; y "El karting de Juan" un poema que nos gustó mucho, que contrasta tajantemente con los anteriores, por su forma (en el borde de lo prosaico) y contenido (una simple anécdota, que le permite al autor expresar de otra manera, indirecta, lo mismo que dicen los otros dos poemas), y que (según él nos contó) no suele leerlo en público por ser precisamente poco convencional, y dudar de la recepción que pueda tener.

      EL LÁPIZ

      Alfredo Vargas (otro escritor santiagueño, en este caso poseedor de una abundante y lamentablemente inédita obra literaria) nos mostró un par de poemas referidos a los niños: "Héroe" dedicado a su hijo y "El lápiz", en el que se traduce su experiencia en el ámbito de la educación. No sin dificultad, optamos por incluir éste en el blog, porque se refiere a un tema sensible, polémico si los hay, como es el de la educación. Y nos permite volver al planteo de Khalil Gibran, el de la libertad. Alfredo es simple y contundente al poner en evidencia lo que puede tener de negativo la escuela, o el concepto de "sociabilización" de una persona, en qué medida esa sociabilización puede implicar una no deseada carga de uniformidad, bloqueo de la creatividad, de la imaginación, adaptación a un sistema que privilegia lo material, lo utilitario...

      Desde El Unicornio siempre defendimos la idea del respeto por la diversidad de voces. Siempre escuchamos tratando de despojarnos de prejuicios, y tratamos de rescatar el valor de cada una, y aprender de cada una. Basta recorrer los posts de este blog, que de a poco y con esfuerzo vamos construyendo, para darse cuenta de eso. Sería bueno que los niños recibieran también de nosotros, los adultos, junto a los otros obsequios y mimos que podamos hacerles, en un día de un marcado sesgo comercial como el de hoy, y todos los días, el respeto por su persona y la libertad para crecer.

{
}
{
}

Comentarios Día del niño

Excelente entrada. Sin desperdicios
Antonio Cruz Antonio Cruz 09/08/2010 a las 03:48

Deja tu comentario Día del niño

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre