Avisar de contenido inadecuado

Susana Rosa Lares

{
}

En Té Literario en Casa del Inmigrante (19-06-10) (fuente: Nuevo Diario Web)

      Probablemente la palabra que mejor sirva para describir la primera impresión que uno recibe al conocer personalmente a Susi sea dulzura. Su voz es muy dulce, y resulta una caricia a nuestros oídos acostumbrados a las estridencias de la vida social actual; y en su momento, el Coral de las Salinas, bajo la dirección de Dady López, contó con ella para embellecer su sonido. Pero también su personalidad toda parece estar en correspondencia con su voz. Es difícil imaginarla perdiendo el control, salirse de sus casillas. Su mirada es dulce. En esos ojos pueden verse (según dicen, esto es perfectamente posible) el alma de una mujer comprensiva, que mira más allá de la superficie.
       "Pareces autosuficiente -cuenta que le dijeron una vez-; te veo como que puedes salir airosa de todas la situaciones. Pero están equivocados." Aclara que hay muchas situaciones que la golpean intensamente. Dice tener tendencia a la nostalgia, nostalgia de los años pasados, y este es un tema recurrente en su escritura. Es ansiosa, por eso la experiencia de la publicación de su primer libro, "Y ahora... ¿qué?", le resultó un tanto agotadora. Pensó que todo marcharía más rápido, que el proceso de edición sería más fluido, pero tuvo que poner a prueba su paciencia hasta llegar a tener en sus manos el primer ejemplar de su obra. 
       La idea de publicar nació en el 2009. En apenas un par de meses de las vacaciones de verano, escribió como 50 ó 60 microrrelatos. Carlos Artayer, su amado compañero de la vida, estimulándola y apuntalándola, le hablaba de la necesidad de tener el "oficio" de escritora. "A veces soy medio vaga", se disculpa ella. Prefiere el disfrute de otra forma, mirar la naturaleza, pararse a la orilla de un río, plantar...
       Es de escribir "a mano alzada", se sienta a escribir y termina de un solo tirón. Y lo hace con lapicera, no es de utilizar la computadora. Puede escribir en el dormitorio, cocina o living. Su inclinación hacia las Letras no es algo reciente. Seguramente en gran parte debido a ello es que siguió el profesorado de Castellano, Literatura y Latín. Pero recién desde hace relativamente pocos años, desde el 2004, decidió relacionarse de otra manera más activa con este arte de la palabra, y comenzó a participar con producciones propias en actos culturales de diversa índole, encuentros de escritores y concursos (su cuento "Hombre/árbol" obtuvo un premio nacional en Santa Fe). Además suele colaborar con la revista de la Cooperativa de Educadores Santiagueños.
       Susi ha tenido una vida rica en experiencias, anduvo por muchos lugares del interior santiagueño, por zonas rurales, y sus habitantes y ese paisaje, de naturaleza agreste, de ranchos, viviendas humildes, han quedado grabados en su mente y en sus ojos, "porque uno tiene que aprender a observar" (tal como ella misma dice). Y seguramente habrá sentido que este era el momento adecuado para comenzar a compartir esas vivencias, para dejar testimonio de todas aquellas cosas de las que fue testigo, que fue recogiendo con la mirada de los ojos y del alma.
       Compartimos a continuación un par de momentos de se visita a "El Unicornio", en los que eligió leer dos de sus textos, que vienen a ilustrar lo dicho en este pequeño perfil.

{
}
{
}

Deja tu comentario Susana Rosa Lares

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre