Avisar de contenido inadecuado

Que trata de Melcy Ocampo, los libros inéditos y una propuesta de juego

{
}

Que trata de Melcy Ocampo, los libros inéditos y una propuesta de juego

Alto sueño
Alta vanidad encerrada en tu nombre
Altura perfecta de la sangre
Memoria de nuestras raíces
Cántico a cielo abierto
Amparo de nuestra sombra
Fe y alegría del día
Alto vuelo
Alto cielo

           En una compaginación ya meditada, este poema sería la apertura de uno de los libros inéditos de Melcy Ocampo, “Memoria de una resurrección”. Según ella, esta obra trata de sintetizar lo que significa para ella un hijo, y pertenece a una etapa posterior al nacimiento de su Felipito. En esta etapa cambia su mirada de las cosas y marca decididamente su escritura.
          Este libro es sin dudas intimista. Los temas recurrentes son su hijo, la infancia, la juventud, los seres que ya no están, los hechos que la marcaron. El sustantivo “memoria” del título tiene mucho que ver con el espíritu nostálgico del poemario. Sin embargo este recordar no significa un estancarse, ni una actitud de melancolía paralizante, pesimista, ni de disconformidad con el presente, ni mucho menos el resultado de pensar que le queda poco por ofrecer, poco por vivir. ¡En absoluto! Aquí hay “raíces” pero también un “cielo abierto”. El olvido es una forma de morir, dice Melcy, y a través de sus versos, trata de conjurarlo. La palabra es sentida como una forma de perpetuarse. En cierto modo (y parafraseando el título de su único libro publicado) es lo que hace todo poeta, cada uno a su manera: perpetuar. Cuando deja constancia, registra o se convierte en testigo casi privilegiado de la realidad que lo rodea, le da perpetuidad a los ángeles (sean de luz o de oscuridad) de su época.
          A su otro libro inédito, “Las bodas del invierno”, pertenece “Sones de otoño”, que incluimos a continuación en un archivo de audio que preparamos para ella con motivo de su visita a nuestro programa de radio.


          Con respecto a esta circunstancia de tener ya dos poemarios inéditos, nos comentó que, si bien hay gente que es de la opinión que hay que publicar de inmediato o al menos cuanto antes sea posible, ella considera que es mejor dejar pasar un tiempo. De esta manera siente que la obra “madura”, que el mismo escritor toma una cierta distancia de su obra, adquiere otra perspectiva, puede mirarlo de otra forma, más rica, y darle (quizás) un último retoque antes de entregarla a la imprenta.
          Las actitudes de los escritores es muy variada con respecto a esta cuestión de la publicación. Lo vimos en nuestros invitados de “El Unicornio”: están quienes, como Pablo Gramajo, dicen que es necesario poner una cuota de atrevimiento y publicar, sin temor al que dirán. Algunos, como Gustavo Rueda o Néstor Mendoza, no está interesados en realidad en reunir sus obras en un libro. Otros, como Juan Manuel Aragón, publican para dejar de corregir, para que sus obras los "dejen de molestar". Andrés Navarro no habla de una publicación próxima, pero produce permanentemente y le interesa que se conozcan sus producciones a través de internet (blogs, facebook), encuentros de escritores o en las llamadas plaquetas que el mismo diseña, imprime y distribuye. Incluso merece mencionarse el caso de Susana Lares, quien descubrió que el proceso de concretar la edición propiamente dicha fue la parte menos agradable de la maravillosa tarea de escribir un libro.
          Con Melcy, como con Artayer, nos encontramos nuevamente ante la triste realidad de la existencia de una suerte de limbo bibliográfico, o biblioteca virtual, paralela, conformada por los libros que por diversas razones (como las mencionadas) no se han publicado. Podemos agregar los casos, entre varios otros, de Carola Santucho que prepara un libro con referencias a sus frecuentes viajes, y Francisco Avendaño, quien tiene dos poemarios inéditos, “La piedra de Sísifo” y “Poemas indelebles”.
          Hay un montón de libros inéditos, que (por diversas circunstancias) estamos privados de leer, hojear, degustar, analizar, rayar, devorar o dejar a medio leer, compartir...y todo lo que solemos hacer como lectores con los libros en nuestras manos. Por esto, se nos ocurrió lanzar desde este blog la propuesta de una especie de juego que consiste en armar esa biblioteca apócrifa, fantástica, delirante o no. Simplemente hay que sugerir títulos (con sus autores o no) de obras que deberían ver la luz a través de una edición impresa. Aquí podrían incluirse casos como los de aquellos escritores que murieron antes de completar una obra o darle su toque final, como Karl Marx y “El capital”, “Lucien Leuwen” de Stendhal o “Suspense” de Joseph Conrad. Kafka es otro caso destacado, que nos llevaría quizás a la polémica de pensar que sus obras “inconclusas” brillan por esto mismo. Habría sido lindo ver todos los tratados del “Lazarillo de Tormes” desarrollados como los tres primeros. También pueden incluirse otros títulos imprescindibles como "Cuentos completos" por Nestor Kirchner, "Tú puedes tenerlo todo", libro de autoayuda prologado por Julio Alegre, entre otros.
          Para Adriana del Vitto, Gustavo Rueda es uno de los autores que “falta editar”, por considerar que la suya es una poesía de primera.
          Mauricio Rey opina que deberían publicarse “Lo racionalmente irracional” de Pablo Gramajo, los poemas de Andres Navarro, “crueles, irónicos, irreverentes”, los cuentos de Juan Manuel Aragón, “clarísimo al escribir, me hace reir y pensar”, dice; los poemas descarnadísimos de Walter Faila... y la lista sigue.... ¿La completamos?


 

 

{
}
{
}

Comentarios Que trata de Melcy Ocampo, los libros inéditos y una propuesta de juego

Muy interesante el artículo de las obras inéditas, yo coincido en que hay que dejar algunos poemas de lado y retomarlos al tiempo para que con la debida distancia se corrijan errores que pertenecen al terreno del primer intento de un poema. A mi me gustaría poder leer a estos autores santiagueños, algo he leído de Andres Navarro, me gustaría leer algo de Rueda tambien. Buena la propuesta, los felicito.  
Victor H. Fernandez Victor H. Fernandez 17/02/2010 a las 16:34

Deja tu comentario Que trata de Melcy Ocampo, los libros inéditos y una propuesta de juego

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre